Quiénes Somos

camaratres, agencia fotográfica, camaratres agencia, foto, camara tres, uruguay, marcha, intersectorial, libertad, 1984

Marcha convocada por la Intersectorial por libertades. 18 de julio y Tristán Narvaja. 3 de junio de 1984.

En 1983 nos conocimos en el Foto Club Uruguayo.

De nuestra inquietud por la fotografía y por la política, entre salidas, laboratorio, charlas, discusiones sobre luces y sombras, nos encontramos de pronto siendo reporteros de la protesta de una generación que no se resignaba a la larga noche de los silencios y complicidades. Carnaval, las Llamadas y allí nuestra primera foto vendida y nuestro trabajo free lance.

Nuestros nombres desconocidos, no era oportuno. Empezamos a autodenominarnos Camaratres.

Luego nuestro primer carné de prensa. (Cuanto sirve en nuestro país una chapita). Siguió entonces siendo una forma de participar, se transformó en nuestro medio de vida y nos permitió superar las discriminaciones de la época. Lentamente Camaratres fue sin quererlo una receptoría de amigos, camaradería, noches de laboratorio siempre acompañados. Canalización de fotos anónimas, presentes y antiguas que nunca habían aparecido. Recepción de fotos que nos llegaban sin reclamar autoría, el Uruguay, el temor.

Toda una época en blanco y negro, ya el país estaba contra la dictadura o con la dictadura, era el fin del proceso cada vez menos cívico-militar para ser “sólo militar”, ya no había más cómplices, no tenía sostén.

La gente participa, el temor se diluye en la manifestación colectiva.

Elecciones y apertura, la actividad como Camaratres en algunos aspectos deja de tener sentido, vamos ingresando en etapas donde nuestras fotos tienen autor; en otros sentidos Camaratres no deja de existir, son documento, sigue siendo memoria que a veces se quiere ocultar y a la cual han recurrido muchos autores en sus publicaciones, organizaciones sociales y sindicales y compañeros hasta para sus recuerdos personales.

Nuestro agradecimiento a tanta gente que no conocemos, protagonista de este reporte fotográfico.
A los amigos y compañeros.
A Carlos Etchegoyhen, secretario de Foto Club Uruguayo durante los años de silencio.
A Maga Acosta y Lara con quien terminamos conformando el tres.
A Jorge Vidart, compartimos insomnios atrás de una nota.
A los magos, Yuyo Rasmussen y Carlitos Porro.
A Pepe Plá y a Nelson Wainstein.
A periodistas de todas esas horas, Zelmar Lissardi.
A los amigos que hicimos en el Semanario Aquí, a su apoyo y respaldo.
A fotógrafos increíbles, Sengo Pérez y Marcelo Isarrualde.
A Alfredo y José María Oliú.

Todos son parte de esta historia de camaratres, por su protagonismo, por el dato, por la foto, por la compañía, por compartir el riesgo, por su paciencia, por sus aportes técnicos o por saber escribir una nota de aquel documento que traíamos de la calle.

A tantos comerciantes – las galerías de 18, que protegieron rollos calientes; “te van a matar, qué hago con esto”, “guardalo; no te preocupes que vuelvo, si no es hoy es mañana”.

Al Lobizón, los datos de los boliches; el viejo “radio aviso” y el estrés cuando sonaba su “bip bip”, que nos trasmitía mensajes “poco claros”.

A todos los que hicieron que siguiera existiendo este archivo, Guillermo Robles, Mario Schettini, Marisa Adano y a la gente del Centro Municipal de Fotografía, su tenacidad, su persistencia, su capacidad y su amistad hacen posible este rescate de las fotos de Gori y Cyro.

José Luis Sosa – Cyro Giambruno
camaratres@gmail.com